Nuestro sitio web utiliza cookies [propias y de terceros] para facilitar sus ulteriores visitas al sitio web y para computar el número de usuarios que acceden a él. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies. 

[X] no volver a mostrar este aviso
Portada > es > noticias > musica-para-estudiar-musica-para-trabajar >

Música para estudiar, música para trabajar

viernes, 26 de octubre de 2018

A veces escuchar la correcta playlist mientras se está trabajando en una tarea que requiera concentración puede venir muy bien, realmente puede ser oro puro en tanto que puede ser la ayuda definitiva para que cunda el trabajo,

Pero no siempre es fácil encontrarla. Navegando a través de playlist de Spotify orientadas a acompañar en tareas de concentración, no siempre son las más idóneas y en muchas ocasiones las he abandonado al tercer track. La verdad es que he encontrado listas curadas por la plataforma musical, con millones de seguidores, que dejan mucho que desear por la con inconsistencias en la selección de las canciones, que no siempre casan bien una canción con la siguiente. Cuando se busca música para estudiar o música para trabajar, en muchas ocasiones entontramos playlists con tracks de Ambient, Drone, Post-Rock, pero también la música clásica moderna o incluso música clásica de autores clásicos también son un perfecto vehículo para llegar a la máxima concentración.

Para que una música sea buena a la hora de para acompañar para estudiar o para trabajar es necesario tener algunas cosas en cuenta.

Caractarísticas de la música para estudiar y música para trabajar. Música para concentrarse



  • Por lo general: que no tenga un ritmo percursivo, depende de si la tarea requiere más o menos esfuerzo de concentración

  • Ritmo lento

  • Armonía mínima, sin muchos cambios. A veces, incluso se mantiene el tono constante durante toda la pieza, con alguno añadidos siempre en la misma tonalidad





  • La música conocida es más efectiva, ya que eliminas la posible atención que pueda llevarse el escuchar una pieza nueva

  • El adagio permite acomodarse fácilmente sobre el fondo musical para llegar a la concentración

  • La música tiene que tener sentido, en tanto que tiene que tener las mismas bondades que cualquier otra buena música, trasladar, emocionar. Las partes tienen que tener unas proporciones, la armonía debe tener una coherencia. Es decir, que el hecho de utilizar notas largas y amplios movimientos no significa que valga todo, sino todo lo contrario

  • Aunque muchas veces pensamos en ambientes sonoros sintéticos y música electrónica, la música clásica moderna que reúna los anteriores requisitos también es potencialmente idónea como acompañamiento para estudiar o trabajar





Lógicamente no puede tomarse estos consejos como dogma, ya que, dependiendo de la persona, es posible que algunas de estas recomendaciones no tengan consistencia o, precisamente, sea al contrario de como se indica.

Elegir una buena playlists para estudiar o para trabajar puede tener una agradable recompensa: disfrutar mientras estudias o trabajas y conseguir que la tarea sea productiva.

Aquí tenéis algunas playlists para estudiar o playlists para trabajar, según sea vuestra función en este momento. ¡Síguelas!






Fotos licenciadas en Bigstock - 2018